Basta de encarecer los medicamentos para animales