pedir a El Corte inglés, buenas practicas en los pedidos telemáticos

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


Pedir a El Corte Inglés, que en las compras vía telemática, pongan claramente en el formulario de pedido que no incluye la instalación de ordenadores, expliquen para qué sirve el apartado de observaciones e indiquen en la compra a plazos, en las opciones a elegir, el interés que ha de pagarse.
En junio de 2016 compré vía web un ordenador Envy Curved 34-A09ONS, de HP, el equipo tiene todo integrado en la pantalla de 95 cm de ancho; los únicos puntos de venta en España eran ese y HP, lo intenté en otros y no fue posible, el precio 2999,00 € era el mismo en los dos sitios, en El Corte Inglés tenía la opción de compra a plazos y dispongo de su tarjeta de crédito, con la que compré a pagar en 24 mensualidades; con la compra ofertaban impresora, escáner y fax, que junto con otro material informático, hacen un total de 3114,75 €.
En el apartado observaciones del formulario de pedido, indiqué claramente que la entrega incluía la instalación, con el paso de todo lo que tenía en el ordenador que estaba utilizando, también de HP, al nuevo. Llegó el ordenador el 1 de julio de 2016 y respondí al corro-e. del 30 de junio, en el que me decían que estaba el pedido preparado; requiriendo que viniesen lo antes posible a instalarlo porque quería ausentarme del domicilio en cuanto hicieran la instalación; insistí con más correos-e. y llamadas telefónicas, en una dijeron que no miraban las observaciones, que eran para el transportista referentes a la hora y lugar de entrega, también lo escribieron en correos-e., lo que no consta en ningún lugar del formulario de pedido; en una de esas llamadas me dijeron que contactase con una empresa local para hacer la instalación, a lo que respondí que El Corte Inglés se hiciera cargo del coste, momento en que me dieron un nº de reclamación; de no haberme facilitado ese nº hubiera devuelto el material recibido. Las condiciones del pedido no fueron contradichas en ningún momento antes del envío del material, hasta que exigí su cumplimiento, al tiempo que advertía, que no autorizaba al banco el abono de las cuotas del pago a plazos. Después de esto hubo abundante intercambio de correos-e. y llamadas telefónicas que considero intimidatorias o coacciones, en algunas se pretendía montar un número de prestidigitación (hacer parecer verdadero, lo que es falso).
Pedí la intermediación de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), de la que soy socio y no respondieron por dos veces a sus requerimientos, remitiéndome al Instituto Galego de Consumo (IGC).
El coste de la instalación, hecha por una empresa local, fue de 108,54 €, puede parecer ridículo discutir por esa cantidad en una compra de más de 3000 €, pero es una cuestión de dignidad y principios, no dejarme avasallar por una gran empresa comercial. Estaba indignado.
El Corte Inglés instó un procedimiento judicial Monitorio, reclamándome 3732,01 € (+16.31 € de gastos de devolución de recibos =3748,32 €, que la juez consideró improcedente antes de comunicármelo); lo comenté con el vecino de la puerta de enfrente, al cruzarnos saliendo y entrando en el ascensor, es abogado y me hizo ver que en el documento de Compra/Venta de Mercancías y/o Servicios, que aportaba El Corte Inglés al Monitorio, hay un renglón que pone ENVÍO/MONTAJE (por lo que alguien, sí leyó las observaciones y se hacían cargo del montaje); que el interés que cobran en el pago aplazado es el 18%, por tanto abusivo (clausula nula), que además pretenden cobrarlo hasta agosto de 2018, aunque haga el pago en junio de 2017. Se brindó a hacer el escrito de oposición, en el que indicaba que procedía a ingresar en la cuenta de depósitos judiciales la suma de 3006.21 €, resultante de detraer 108,54 € al importe del principal reclamado. Con lo que a El Corte Inglés no le quedó más remedio que decir amén y el caso fue juzgado con fecha de 12 de junio de 2017. Parece que El Corte Inglés pretendía cobrar 742,11 € no pertinentes, algo así como lo que contaban de un chiringuito de playa que en la cuenta ponía “porsi-cola”.
El Corte Inglés contesta al IGC el 3 de julio de 2017, 21 días después de la resolución judicial, diciendo que el Corte Inglés asume el pago de la instalación, por lo que la petición que formulé ante el organismo ha sido satisfecha (no indica que la reclamación de cantidad en los juzgados era de 3748,32 €; en el IGC tienen copia de la documentación del Monitorio y pueden apercibir a El Corte Inglés, para que no repita la “mala práctica”). A día de hoy, 59 días después de la resolución judicial, sigo en las listas de morosos, en las que me pusieron el 21 de noviembre de 2016, con una "inexistente" deuda de 3732,01 €.
Como ya informé a Change.org, no cabe esperar colaboración de los medios de comunicación, por la importante cuenta de publicidad de El Corte Inglés, en todos.
Firmar esta petición para que El Corte Inglés modifique sus procedimientos e introduzca en ellos normas de “buena práctica”, que se le suponen, pero como se ve hay casos en que no se aplican.



Hoy: José Ramón cuenta con tu ayuda

José Ramón Alonso Fernández necesita tu ayuda con esta petición «administración de El Corte Inglés: pedir a El Corte inglés, buenas practicas en los pedidos telemáticos». Únete a José Ramón y 19 personas que ya han firmado.