Reabrir el caso por abusos sexuales de Alanis

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


Hola, me llamo Alanis y este es mi caso. Sufrí abusos sexuales desde los 6 hasta los 16 años por parte de la pareja de mi madre. He sido una víctima más de miles de mujeres que sufren cosas iguales o parecidas. Era una niña indefensa a la cual se podía manipular con facilidad. Este tipo de personas te anulan por completo y acabas haciendo lo que quieren , cuando quieren y como quieren en todo momento. Conforme fueron pasando los años la cosa fue aumentándo a peor y yo empezaba a ser consciente de que lo que hacía conmigo no era normal. Cada vez tenía más miedo, cuando  nació mi hermana ella fue motivo de muchas de las amenazas que me hacía. Me decía que todo lo que me hacía a mí se lo haría a ella si yo contaba que él abusaba de mi sexualmente y que no la volvería a ver nunca más. Otra de sus amenazas era que me tomarían por loca, que era capaz de hacerme más cosas y que la gente me tomaría por puta. Estaba completamente obsesionado conmigo me perseguía por la calle, miraba mis cuentas para saber con quien hablaba y con quien frecuentaba quería controlar toda mi vida fuera de casa para asegurarse de que no tenía a quien contar lo que me pasaba. Me llevaba de la mano por la calle y no me dejaba acercarme a nadie. Tenía miedo de el, pensaba que si hacía todo eso conmigo porque no me podía matar. 

Despues de años de sufrimiento mi madre se separó de él y él temía que yo pudiera contar algo ya que estaba a solas con ella. Su control hacia mí augmento al ver que no me tenía controlada,me llamaba y perseguía por la calle con lo cual yo seguía controlada y sin poder explicar lo que me había pasado todos esos años a mi madre. Mi madre siempre estaba trabajando y no podía ver lo que estaba pasando dentro de casa. Un día de verano se llevo a mi hermana pequeña con la que me amenazaba. Se la llevo a la fuerza y ella nos llamaba llorando pidiéndonos que la fuéramos a buscar pero cuando nosotras llamábamos para poder ir a buscarla no nos contestaban el teléfono. La niña seguía llamando llorando pero no sabía explicarme dónde estaba ya que desconocía el lugar y era una menor de 8 años. Mi madre y yo estábamos en un sin vivir ya que no sabíamos donde podría estar metida la niña y solo nos hablaba ella y llorando sin parar. Mi madre sin pensárselo fue a denunciar ya que no sabíamos donde estaba y no la devolvía a casa y ella nos pedía constantemente que por favor la sacásemos de allí. Al llegar a la comisaría de arenys sentí la necesidad de contar lo que me había pasado durante todos esos años ya que lo tenía lejos y temía  por mi hermana ya que siempre fue mi mayor amenaza. En ese momento sé me pasaron millones de imagenes de lo que le podría estar haciendo a mi hermana este individuo. Mi madre se enteró de los hechos por el policía que me tomo la declaración en ese momento. Ella no entendía el porqué no había podido ver nada en todos esos años y se culpabilizó de todo lo que me había pasado. A pesar de lo duro que es este procedimiento sigue a mi lado en mi lucha constantemente sin rendirse nunca. La niña regresó horas después de poner la denuncia por llevársela sin consentimiento de la menor y no devolverla.

He pasado por un largo y duro proceso con psicólogos y pruebas médicas. Este señor seguía con su obsesión después de la denuncia y me buscaba por todos lados, preguntaba por mí a la gente del pueblo, se saltaba la orden de alejamiento e incluso pasaba para poder verme por mi puesto de trabajo. En alguna ocasión se enfrentó a mí y a mi madre con insultos y amenazas en medio de la vía pública. A consecuencia de esto me mudé a otro pueblo y tuve que rehacer mi vida por completo desde 0 aunque me seguía buscando por todas partes hasta encontrarme. 

Después de 5 años se celebró el juicio con todas las pruebas en las que ponía que mi versión era verídica. He perdido el juicio porque se aferran al hecho de que mi denuncia fue posterior a la separación de mi madre con dicho individuo y que todo a sido para que el no pueda tener ningún tipo de visitas con mi hermana. Toda mi familia está rota de dolor y sufrimiento al ver lo injusta que es la vida y lo mal que están las leyes en nuestro país aparte de ver que cada día hay más casos como el mío en el que la victima pierde y el agresor sale absuelto de todo y ver cómo este individuo se pasea por la calle diciendo que estamos enfermas y locas que todo es una fábula inventada por nosotras. 

Hoy en día me lo sigo encontrando y sigue con obsesión y sin dejarme hacer mi vida. Solo pido que se reabra mi caso que se escuche bien mi verdad y se me juzgue por lo que paso y no por cosas externas como la separación de dichas personas y que lo que me hizo a mí no se lo pueda hacer a ninguna otra niña o mujer. 

Ni una más! 

 



Hoy: Alanis cuenta con tu ayuda

Alanis Vallejo Duarte necesita tu ayuda con esta petición «A todas las personas : Reabrir el caso por abusos sexuales de Alanis». Únete a Alanis y 783 personas que ya han firmado.