Petición Cerrada

Llamado de los psicoanalistas

Esta petición conseguió 408 firmas


La NEL Sede Caracas, ante los graves acontecimientos que sacuden al país

El Consejo Asociativo, el Directorio, los miembros y asociados de la Sede de Caracas desean informar a la comunidad analítica de la NEL y la AMP que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, en colusión abierta con el gobierno de Nicolás Maduro, ha emitido una serie de sentencias que anulan definitivamente la acción de la Asamblea Nacional y facultan al presidente para legislar fuera del marco de las garantías consagradas en la Constitución, contrariando la voluntad de la mayoría de los venezolanos que se expresó el 6 de diciembre de 2015. El Consejo Nacional Electoral, por su parte, también en colusión con el gobierno y el Tribunal Supremo de Justicia, ha obstaculizado sistemáticamente el derecho a elegir de todos los venezolanos, poniendo trabas al registro de los partidos y posponiendo unas elecciones regionales que debían realizarse el año pasado. Esta situación se suma a la encarnizada persecución, exilio o encarcelamiento de la disidencia, del que piensa distinto, o del que simplemente expresa su deseo de cambio frente a un estado de cosas desastroso y precario, que se ha agudizado en los últimos meses del año 2016 y lo que va de este 2017.

En un esfuerzo por frenar la oleada de indignación nacional e internacional que ha generado su acción, y como reacción a las declaraciones de la Fiscal General de la República en las que las califica como “grave ruptura del orden democrático y el modelo de estado expresado en la Constitución”, el gobierno ha pretendido, entre el 1 y el 2 de abril pasados, hacer ver que retrocede “sugiriendo” al TSJ, a través de un órgano que no es competente para tal acción, el Consejo de Seguridad Nacional, una “reconsideración” de las sentencias, cosa que no existe como figura jurídica, sugerencia que es acatada inmediatamente por el Tribunal y produce una enmienda en las sentencias suprimiendo los párrafos de la polémica, procedimiento totalmente viciado e impropio según expertos constitucionalistas. Sin embargo, el Consejo de Permanente de Seguridad de la OEA aprobó el 3 de abril pasado una resolución que señala “una alteración inconstitucional del orden democrático”.

Es un acto fallido de recomposición de los semblantes de respeto a la voluntad popular y a los derechos democráticos; sin embargo, esos semblantes han caído de manera estrepitosa más allá de toda recomposición posible.

La historia ha mostrado que el Uno de los regímenes totalitarios necesita anular las libertades de expresión, opinión y pensamiento, y necesita la homogenización acrítica de la masa alrededor de su fantasma, para imponer su voluntad arbitraria, por lo cual el psicoanálisis, con su irrestricto apego al uno por uno y al rasgo singular, siendo su reverso, amenaza su hegemonía porque como condiciones necesarias para su ejercicio, requiere de una sociedad civil separada del Estado, con plenas libertades ciudadanas y democracia.

Ante este estado de cosas, los psicoanalistas de la Sede de Caracas insistimos en rechazar categóricamente y denunciamos la grave ruptura del orden democrático en Venezuela, alertamos acerca de las consecuencias que pueda tener para los venezolanos el cercenamiento arbitrario de sus derechos ciudadanos, y reclamamos de nuevo enérgicamente la restitución del hilo constitucional, la separación de poderes y el respeto a la libertad de palabra y al uso del propio cuerpo que tiene todo ser hablante frente al empuje homogenizante del Uno totalitario.



Hoy: NEL-Sede Caracas cuenta con tu ayuda

NEL-Sede Caracas necesita tu ayuda con esta petición «A los venezolanos: Llamado de los psicoanalistas». Súmate a NEL-Sede Caracas y 407 persona que han firmado hoy.