Protejamos los Talleres Socio Preventivos PAMI

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 5,000!


CARTA ABIERTA DE COLECTIVO NACIONAL DE TALLERISTAS, TACE Y PROFESIONALES DE LOS PROGRAMAS SOCIO PREVENTIVOS Y COMUNITARIOS DE PAMI

Hoy 1° de octubre de 2020 en el Día Internacional de las Personas Mayores, desde el Colectivo Nacional de Talleristas, TACE y Profesionales de los Programas Socio-Preventivos y Comunitarios de PAMI, junto a Afiliados y AFiliadas de PAMI, queremos hacerles llegar esta Carta Abierta a la Directora de PAMI Luana Volnovich, a la Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad Elizabeth Gómez Alcorta y a la ciudadanía en general:

Como Trabajadoras y Trabajadores Monotributistas Precarizadas/os/es continuamos nuestras actividades en el marco del mencionado Programa sin que PAMI abone los honorarios correspondientes a los 7 meses trabajados. Muchas/os/es de nosotras/os/es trabajamos en este programa y en condiciones de precariedad desde hace 10 años.

El sistema de contratación bajo el cual nos encontramos en todas las provincias es irregular, en tanto que es PAMI quien planifica, organiza y financia dichos programas y es ante quienes nosotras/os/es remitimos informes de nuestras actividades. Trabajando de manera conjunta en algunas provincias con técnicos/cas de áreas responsables pertenecientes a PAMI, siendo nuestros “contratistas” los Centros de Jubilados, quienes además reciben los fondos necesarios para el pago de nuestros honorarios, pero quienes definen el perfil y realizan la selección del Tallerista, profesional, auxiliar a contratar es el Equipo Técnico de PAMI.

Es a partir de esta precariedad, que en distintas provincias sufrimos despidos arbitrarios en los Equipos. Así mismo padecimos y padecemos el destrato y persecución, ejercido desde personal de PAMI hacia las compañeras y compañeros que fueron voceros de estos atropellos. Por todo lo expresado y a pesar de las situaciones vividas planteamos nuestra intención de defender los Programas bajo los cuales trabajamos.

Expresamos además nuestro repudio a la Disposición emitida con fecha lunes 20 de Julio de 2020 a través de la cual se establece que a partir del 1° de junio de 2020 como nueva modalidad, la suma de PESOS DOS MIL QUINIENTOS ($2500) mensuales en concepto de “apoyo económico” a los efectores comunitarios lo que implica una reducción del salario acordado, en algunos casos de hasta el 60%.

Entendemos que la situación sanitaria de emergencia en la cual nos encontramos, y que tiene a las Personas Mayores como población de riesgo, amerita la continuidad no solo de nuestras actividades de taller sino fundamentalmente aquellas que hacen a la contención y acompañamiento de todas y todos los afiliados de PAMI con quienes nos vinculamos. Por eso las sostenemos desde la virtualidad de manera periódica.

El sentir expresado por muchas afiliadas es que la experiencia de encontrarse desde la virtualidad en una “Comunidad PAMI” en donde no existe un vínculo previo, donde no existe un otro/a que les reconozca nunca podrá igualar a la experiencia de sentirse parte.

Todas y cada una de las acciones realizadas desde estos espacios de taller, en cada territorio, han impactado de manera positiva en la salud integral de quienes participan, generando posibilidades de reconstruir proyectos vitales, de forjar nuevos lazos de amistad, de aumentar posibilidades de sobrevivir a situaciones de violencias en las familias, el vecindario, etc. porque somos quienes estamos atentas y atentos al estado emocional de cada una/o.

En estos talleres la mayoría de las participantes somos mujeres, tanto afiliadas como talleristas, TACE y profesionales.  En esta pandemia han ido en aumento los índices de violencia de género, que afecta a las mujeres en todas las edades, reconocemos también que desde lo laboral muchas de nosotras contamos con este trabajo para lograr alcanzar mínimamente el pago de un monotributo que nos posibilita changuear en otros espacios laborales igual de precarios, lo que sentimos como violencia también, por ello denunciamos que las distintas formas de violencias son ejercidas sistemáticamente sobre nosotras, viejas, jóvenes, adultas.

Es por todo lo expresado y a modo de síntesis que:

-        Exigimos a PAMI garantizar la continuidad de los Programas Socio-Preventivos y Comunitarios este año y el 2021.

-        Exigimos la pronta reincorporación de las Trabajadoras que han sido desvinculadas en distintas provincias.

-        Exigimos a PAMI garantice los Derechos de los y las Afiliadas, que sostienen esta Obra Social, a acceder a espacios de Salud Integral y Derechos.

-        Exigimos que se respete la modalidad en la que dichos espacios han sido construidos: de manera participativa por las Comisiones de los Centros de Jubilados, los Equipos territoriales y Afiliadas/dos participantes de los Talleres.

-        Solicitamos a PAMI abrir una mesa de diálogo con este Colectivo Nacional de Trabajadores y con los y las Afiliadas que son parte constitutivas de estos Programas.

-        Exigimos que en este contexto de pandemia se priorice el vínculo existente entre los y las afiliadas y los equipos de Talleristas, TACE y Profesionales.

Por último, les solicitamos puedan mirar nuestra problemática desde la perspectiva de género y edad que la misma amerita.

A la espera de una pronta y favorable respuesta, saludamos a Uds. quienes acompañamos con nuestras firmas esta Carta Abierta. -