ALEGACIONES A LA SOLICITUD DE AUTORIZACIÓN DEL PROYECTO DE COMBUSTIBLE GAS NATURAL

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Primera.-Utilidad Pública del proyecto

A juicio del que suscribe, no existe una verdadera utilidad pública del proyecto de regasificadora ni un interés general específico del proyecto. La propia solicitud de utilidad pública no se justifica ni concreta, amputando los razonamientos que deben argumentar una declaración de este tipo. No entendemos una utilidad pública real de este proyecto debido a que existen alternativas de abastecimiento energético más baratas, eficientes y no contaminantes, al gas natural, por lo que estimamos que desde la Administración se está forzando la legalidad para favorecer un monopolio privado en contra del interés general de la ciudadanía.

Segunda.-Incompatibilidad urbanística

La parcela del Camino Espinera Nº1 O en la que estarán ubicados tres depósitos de 49,5 metros cúbicos, 49.500 litros de gas licuado cada uno, es en el momento actual una zona dentro del Plan Especial de Protección y Rehabilitación de La Vega, un suelo clasificado como Rústico de Protección de la Agricultura Tradicional de Interés Estratégico RPA-3, una actividad industrial de este tipo representa un uso incompatible con la ordenación actual.

Tercera.-Seguridad de este tipo de actividades

Las normas internacionales, europeas y norteamericana, sobre instalaciones de gas licuado conocidas como UNE-EN 1473 y la NFPA-59ª, las mismas exigen que se respeten distancias de seguridad una terminal de GNL y los núcleos de población más próximos, que "vienen determinados por los radios de peligrosidad o de impacto de las nubes de gas y aire mezclados que se producen en caso de accidente, inevitablemente muy amplios, porque el metano vaporizado se expande en el aire a gran velocidad, y en contacto con éste tiene una capacidad muy alta de inflamación, muy superior a la de la gasolina o el propano, ya desde pequeñas concentraciones del gas, que van desde un 5.3% a un 15%". Además, tenemos que considerar que según el Real Decreto 1254/1999, de 16 de julio, por el que se aprueban medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas, el Gas Natural, es EXTREMADAMENTE INFLAMABLE.

Cuarta.-Falta de informes económicos que justifiquen la viabilidad de esta importante infraestructura

La entrada del gas supone, además del riesgo de la estación de gas propanado junto a zonas residenciales e industriales, que se deberán construir unas canalizaciones ocuparán más de 438 kilómetros lineales de obras que afectarán a los núcleos del Casco, La Higuerita, El Charcón, Guajara, Taco, La Cuesta, Los Baldíos, Valle Tabares, Las Mesas, Las Mercedes, Las Canteras, Suertes Largas y Guamasa. Hay que recordar que recientemente se hizo público el informe sobre la regasificadora de Granadilla elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC; anterior Comisión Nacional de la Energía, CNE), dirigido a la Dirección General de Política Energética y Minas (DGPEM) del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Ese informe cuestiona severamente la concesión del permiso a ENAGAS para la construcción de esa instalación, a través de su sociedad GASCAN. En esencia, lo que viene a sostener el informe de la CNMC es que: No existe un compromiso de la compañía suministradora de energía a las islas (EndesaUnelco) de que va a consumir el gas que producirá la gasificadora (y no parece muy sensato que la principal productora de electricidad se comprometa a comprar el gas de por vida cuando cada vez es más barata y mayor la producción de renovables).

No se dispone de un estudio económico real sobre la propuesta. Como señala de manera correcta el ente regulador, la introducción del gas natural en las Islas Canarias es un caso diferente a los habidos para introducirlo en cualquier otra de las Comunidades Autónomas. Ello es debido a su condición insular y a las características de la potencial demanda de gas natural en las Islas, con un muy importante peso del gas en usos de producción de energía eléctrica, mientras que la demanda para atender las necesidades energéticas de los sectores turístico, residencial e industrial "está muy condicionada por una suave climatología, y una industria con bajas necesidades de energía térmica". Plantea también que la planificación energética en vigor, tanto la canaria (PECAN)
como la estatal (documento de Planificación de los Sectores de Electricidad y Gas 2008-2016), habían sido aprobados en los años 2007 y 2008, respectivamente, por lo que, "dado el tiempo transcurrido, es posible que hayan podido quedar desfasados en relación con las necesidades y los planteamientos actuales sobre la energía en las Islas Canarias, sobre todo teniendo en cuenta que en dicho periodo ha habido cambios muy sustanciales en la economía y en el sector energético en general". Creemos que el contenido de este informe es plenamente aplicable en el caso de La Laguna, donde la empresa Redexis debería desarrollar una inversión de unos 28 millones de euros que implica una enorme obra de alta complejidad, que puede terminar convirtiéndose en una nueva carga para las administraciones públicas en el caso de que la misma no sea rentable.

Quinto.-Se trata de implantar una tecnología que ya se está retirando en otros países que quieren cumplir sus  compromisos contra el cambio climático. El gas natural es un recurso limitado igual que el petróleo, y aunque su llegada al cenit de
producción no es tan inminente como la del petróleo, sus precios pueden experimentar subidas comparables, por eso países como Holanda y Alemania ya están desarrollando planes para su paulatina retirada como fuente de energía, con proyectos como el de Amsterdam, que establece la eliminación de todas las canalizaciones de gas natural de la ciudad para el año 2050 para cumplir con los protocolos internacionales contra el cambio climático.
Quemar gas natural en lugar de petróleo únicamente hace funcionar las centrales
térmicas de forma algo más eficiente y emitiendo menos anhídrido sulfuroso y
carbonilla que antes, pero el problema principal persiste. Al quemarse emite grandes cantidades de C02 a la atmósfera, principal causante del efecto invernadero y del cambio climático. Si se lo llama "combustible limpio", se debe a que produce menos humo al quemarse pero la cantidad de C02 (que es un gas incoloro) producida es únicamente algo menor que al quemar fuel: por cada MW/h de electricidad generado quemando fuel se emiten a la atmósfera 0,7 toneladas de C02, frente a "solo" 0,57 toneladas quemando gas natural. El C02 es el principal causante del efecto invernadero, pero no el único: el gas natural es en su mayor parte metano que tiene, a igualdad de volumen, una capacidad 58 veces mayor que el C02 de provocar efecto invernadero.

En virtud de lo expuesto,

SOLICITO que teniendo por presentado este escrito y tenga por formuladas las
alegaciones que constan en el cuerpo del mismo, con el objeto de que sean
tenidas en cuenta en el procedimiento de referencia y se apueste por no poner
en marcha el proyecto mencionado por sus efectos sobre la vida en nuestro
municipio y las posibles implicaciones futuras que pueda generar.



Hoy: Francisco Manuel cuenta con tu ayuda

Francisco Manuel Yanes Pérez necesita tu ayuda con esta petición «A LA DIRECCIÓN GENERAL DE INDUSTRIA Y ENERGÍA, Expediente RGC-2017/0007: ALEGACIONES A LA SOLICITUD DE AUTORIZACIÓN DEL PROYECTO DE COMBUSTIBLE GAS NATURAL». Únete a Francisco Manuel y 2.543 personas que ya han firmado.