Por un sistema educativo más motivador y menos agobiante

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


No es secreto el descontento general que existe hacia el sistema educativo español por parte de sus integrantes, los jóvenes estudiantes. Este desagrado es claramente fruto de varios problemas principales, el que hoy nos concierne: el imperativo de los deberes y trabajos fuera de los centros y horario escolar.

Es indiscutible que para el aprendizaje es necesario que el aprendiz ponga de su parte y estudie por su cuenta, pero obligar a seguir un determinado itinerario de estudio a dicho aprendiz es innecesario y, sobre todo, inaconsejable. Varias teorías dentro de la psicología del aprendizaje, como la teoría de la conciencia, postulan la necesidad de planear las clases de acuerdo con la personalidad y el carácter de cada uno de los alumnos, lo que es técnicamente imposible de hacer en un grupo de cantidad elevada de pupilos. Por tanto, es necesario compensar ese "exceso de tutoría" en el aula con una plena y total libertad del alumno para organizar su tiempo acorde a sus dificultades y prioridades fuera de la clase.

A menudo, el estudiante se encuentra con que, al llegar la hora de estudio, tiene demasiadas tareas por realizar, que le harán perder tiempo sin, quizás, sentido alguno. Esto no quiere decir que el alumno no necesite hacer deberes, si no que él es el que debe decidir qué materias desea reforzar y en cuáles no necesita hacer demasiado hincapié.

Por si fuese poco, según el catedrático de actividad física y salud de la Universidad de Zaragoza José Antonio Casajús, “siendo optimistas más del 50% de la población es sedentaria”. Esto es también parcialmente debido a la cantidad de tarea que se exige al alumnado español, pues, cuanto más tiempo pases frente al escritorio, menos pasas haciendo ejercicio, lo que es crucial para el correcto desarrollo, no solo físico, sino también cognitivo.

En definitiva, todos los firmantes hacemos un llamamiento al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y pedimos la prohibición del envío de deberes por parte del profesorado con el fin de motivar al alumnado a desarrollar las capacidades de organización y autodidactismo, así como interés por el estudio.



Hoy: Pablo cuenta con tu ayuda

Pablo García Hernández necesita tu ayuda con esta petición «Íñigo Méndez de Vigo: Por un sistema educativo mas motivador y menos agobiante». Únete a Pablo y 106 personas que ya han firmado.