Torre Vigía

66,760 supporters

Started 3 petitions

Petitioning Alcalde de Istán, Consejero Medio Ambiente Junta Andalucía, Diputada Medio Ambiente Diputación Málaga

Salvemos el milenario Castaño Santo de Istán

El Castaño santo de Istán es un árbol emblemático de la provincia de Málaga, que cuenta con una antigüedad de entre 800 y mil años, periodo en el que ha sobrevivido a incendios, talas y batallas. Su copa tiene más de 27 metros de diámetro y su tronco unos 21 metros de perímetro, además proyecta una sombra de 500 metros cuadrados. Este gran árbol se encuentra en una finca privada rodeado de grandes alcornoques que le acompañan formando una preciosa estampa. A pesar de estos méritos, no posee el título de "Monumento Natural de Andalucía" ya que la junta no ha mostrado ningún interés por el momento en dotarle de tal nombramiento. Firma para que el milenario árbol sea protegido y reciba los cuidados que merece. Por desgracia, en los últimos años le ha faltado el cuidado que le ha dado el ser humano durante toda su existencia. Al pisoteo de sus raíces por los excursionistas y la sustracción de tierra de su base se suma, desde hace tres años, el desprendimiento de  grandes ramas de su copa, lo que le ha provocado grandes heridas que aún siguen abiertas y que, si nadie lo remedia, terminarán acabando con la vida de  este "abuelo del bosque". Por tanto, se ruega a los responsables que recurran a expertos en este tipo de árboles singulares, para que indiquen las medidas necesarias a tomar que le permitan, a nuestro "abuelo", seguir acompañándonos algunos siglos más. Este árbol ha formado parte siempre de nuestras vidas y somos miles de malagueños y de turistas los que deseamos poder seguir compartiendo espacio y tranquilidad con él. Firma para que el Castaño de Istán reciba los cuidados adecuados y podamos disfrutar de él mucho más tiempo.  

Torre Vigía
11,016 supporters
Petitioning Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ayuntamiento de Málaga, Ayuntamiento de Torremolinos

Por un gran Paraje Natural en la desembocadura del Guadalhorce

Estamos ante la última oportunidad de convertir el pequeño paraje natural de la desembocadura del Guadalhorce en todo un gran Parque Natural que conectaría la Costa del Sol con el interior de la provincia. Por desgracia, vemos cómo los políticos no están por la labor de potenciar nuestro magnífico paraje natural. En vez de aplicar la lógica y destinar los terrenos sin urbanizar del entorno a aumentar la zona protegida, se están dedicando a planificar su fragmentación y absurda urbanización. Firma esta petición para evitar que las autoridades destruyan esta joya histórica y medioambiental y la envuelvan en una zona de hormigón.   Los malagueños tenemos la inmensa suerte de tener un paraje natural donde los fenicios fundaron su primer asentamiento. Se localiza en la desembocadura del Guadalhorce en la provincia de Málaga. Hoy en día, pasear por sus senderos, disfrutar del paisaje y la vida animal que se desarrolla en el lugar, con el Mediterráneo como telón de fondo, empieza a ser todo un lujo, que ya quisieran para sí muchas ciudades europeas. Y si a eso le sumamos los valiosos restos fenicios y romanos dispersos por toda la zona, es fácil comprender la importancia y el potencial turístico y ciudadano que tiene para toda la Costa del Sol. Aún estamos a tiempo para convertir el minúsculo paraje natural en todo un gran parque, que conecte la desembocadura del Guadalhorce con la sierra de Churriana, atravesando el campamento Benítez y pasando por los últimos tramos de costa sin edificar, como son Arraijanal y la Cizaña. Mientras río arriba, gracias a la repoblación de sus márgenes, ya empieza a ser factible conectarlo con el parque Natural del Torcal de Antequera. Sin embargo, las autoridades prefieren urbanizar este pasaje natural y menospreciar la riqueza de este lugar histórica. Ha llegado el momento de actuar, o luchamos por un gran Parque Natural en el entorno de la desembocadura del Guadalhorce o tendremos que conformarnos con el minúsculo enclave actual pero rodeado de hormigón. Por un gran Parque Natural en la desembocadura de Guadalhorce. Firma esta petición. Muchas gracias por tu apoyo.

Torre Vigía
55,301 supporters
Victory
Petitioning Ayuntamiento de Málaga

Salvar los empedrados artísticos de las calles Medina Conde y Santiago de Málaga

Desde hace milenios, los pueblos mediterráneos han utilizado el empedrado con cantos rodados como un medio barato y eficaz, a la par que estético, para recubrir calles, plazas y patios. Esta solución, duradera como la que más, que apenas necesita mantenimiento y que en latitudes calurosas como la nuestra proporciona un agradable frescor, gracias al agua que retiene entre sus huecos, se ha convertido en símbolo de ciudades patrimoniales como Sevilla, Granada o Córdoba, mientras que en su variante de grandes teselas es característico de otras como Oporto y Lisboa. En Málaga, su uso está datado desde los orígenes mismos de la ciudad. Ya los fenicios, en el cerro del Villar, emplearon una solería parecida a base de conchas marinas. Los romanos y después los árabes lo utilizaron extensamente en nuestra ciudad. De hecho, hasta no hace mucho, era usual en todas las calles del Centro Histórico y de barrios como el Perchel, la Trinidad o Capuchinos. Por todo ello, entre 1958 y 1964, el Ayuntamiento de Málaga, regido por el alcalde García Grana, decoró algunas calles del Centro Histórico con este peculiar empedrado artístico realizado por artesanos.  Las calles Fresca, Correo Viejo, Beatas, Cabello, San Agustín, Medina Conde, Santiago, los laterales del Parque o la plaza de San Francisco, entre otros rincones, se cubrieron con esta original marca, en un intento por recuperar las tradiciones y renovar de paso la imagen del Centro. Después vinieron los años del boom inmobiliario, donde todo se trastocó. Había que modernizar la ciudad a toda costa, demoler todo lo antiguo y abandonar las viejas técnicas. Lo importante era construir mucho y rápido, por lo que estos empedrados se abandonaron a su suerte. Luego, durante el mandato de Celia Villalobos perdimos algunos tan importantes como el de calle Beatas. Francisco de la Torre, en 2008 intentó eliminar el de calle Fresca y gracias a la labor de algunos colectivos y ciudadanos particulares (Málaga en Verde) pudo salvarse in extremis. Ahora le toca el turno a los de las calles Medina Conde y Santiago. Olvidados y despreciado durante décadas, van a ser sustituidos por una solería de piedra, tan cara como insulsa, que borrará para siempre esta característica tan peculiar de nuestro Centro Histórico, que por cierto, ha sido declarado recientemente conjunto BIC (Bien de Interés Particular). Llegados a este punto, nos preguntamos para qué sirve tanta protección si por la decisión de un solo político podemos perder una pieza más de nuestro escaso patrimonio artístico. Solicitamos desde aquí que se reconsidere la idea de eliminarlos, que se reparen y se respeten para que todos los malagueños y visitantes podamos seguir disfrutándolos como se merecen. Y ya puestos, lanzamos una propuesta: crear una escuela taller que recupere estos empedrados para convertirlos, ahora sí, en una marca de nuestro Centro Histórico. Ya basta de malgastar el dinero público, el nuestro, en carísimas solerías. Formemos a un grupo de jóvenes malagueños en el arte del empedrado artístico. Invirtamos nuestro dinero en formación y empleo. Todos saldremos ganando.

Torre Vigía
443 supporters