Animales

La cuenta atrás de la vaca Margarita

Javier Sánchez
May 18, 2017

Hace tres meses, el Santuario de animales Wings of Heart consiguió que su vaca “Carmen” se salvara del matadero. Había dado positivo por tuberculosis en una prueba que en muchas ocasiones da error. A ella se le iban a aplicar las leyes de ganadería, a pesar de que la vida de Carmen no se parece en nada a las del resto de vacas que viven hacinadas en granjas. Mientras Carmen hoy vive tranquila, a más de 360 kilómetros, en Tortosa (Tarragona), las personas que trabajan en el Santuario ElHogarProVegan luchan para conseguir lo mismo con Margarita.

Margarita era solo un bebé cuando la arrancaron de los brazos de su madre. Al ser una vaca de lidia, si se le daba de mamar nunca alcanzaría el peso correcto para ellos. En la mayoría de los casos, lo que hacen los ganaderos es sacrificar a estos animales. En este caso Margarita corrió una suerte distinta: el ganadero se la regaló a un amigo que tenía una finca donde pudiera vivir tranquila. Nunca hubo una transacción económica, fue solo un regalo.

Desde entonces Margarita ha vivido tranquila. La llaman “la dulce Margarita”, por lo cordial y amable que es con todos los vecinos – especialmente los niños-. Pero para la Administración, Margarita no existe. Sus dueños no la registraron cuando nació.
Según una ley en el ámbito de la prevención de las enfermedades de los animales, “se establece que el propietario o responsable de los animales ha de tenerlos debidamente identificados en las formas y condiciones impuestas en la normativa aplicable”. Y prosigue:

“De este modo, el animal que no esté identificado por ninguno de esos elementos de identificación, se propone el sacrificio en cumplimiento de lo que dispone el Real Decreto 1980/1998”.

El problema al que se enfrentan los santuarios, que recordamos, son instalaciones que sirven como refugio a animales para que puedan vivir y estar protegidos durante el resto de sus vidas, es que a ellos se les aplica las normas que se aplican a la industria ganadera. Esto es: si un animal enferma, sacrificio. Si un animal no está identificado, sacrificio.

Y contra eso están luchando la mayoría de los santuarios de animales de España. El Hogar ProVegan ha conseguido el apoyo de más de 110.000 personas para pedir a Sanidad Animal del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat que evite la muerte de Margarita. Que Margarita pueda ser identificada, y pueda vivir el resto de sus días en El Hogar ProVegan. Tienen menos de 10 días para conseguirlo. En el caso de Carmen, se consiguió con el trabajo de Wings of Heart. Fueron precisamente ellos los que dieron la alerta de lo que le sucedía a Margarita. Los que en un primer momento solicitaron poder quedarse con Margarita, pero a los que la Comunidad de Madrid no les permite acoger a más animales de momento.  

Cada día niños y ancianos de la localidad de Tortosa se acercan a esta finca donde todavía vive, esperando a saber qué sucederá con ella. Y la cuenta atrás continúa para esta vaca de lidia.

¿Quieres saber más?

https://www.youtube.com/watch?v=JpsqPJOLvEM

Enlace a la campaña: www.change.org/MargaritaaElHogarProVegan

(C) Fotografías: El HogarProVegan

¿Quieres saber cómo está hoy la vaca Carmen?