-FAMYR- Federacion Asturiana Memoria y República

-FAMYR- Federacion Asturiana Memoria y República

POR UNA FEDERACIÓN DE TRABAJO, POR UNA UNIDAD DE IDEAS. Foro Ciudadano por la República, Memoria Histórica Asturiana y Foro por la Memoria de Asturias Ya estamos preparados, hoy somos capaces de dejar de lado nuestras diferencias para trabajar en un proyecto más importante que nosotros mismos: organizar la lucha para defender nuestro derecho a la Verdad, Justicia y Reparación. El “Movimiento por la Memoria Democrática Republicana y Antifascista de Asturias”, estamos consiguiendo colocar en la agenda la “Batalla” de las ideas, poniendo encima de la mesa de la política cotidiana el debate de la Lucha por la II República, de sus defensores y de sus asesinos. La persecución de los jóvenes antifascistas por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, por defender la igualdad, la justicia y la libertad, se contradice con la libre circulación de diversos grupos fascistas por España, con el visto bueno del aparato del estado. La solicitud por parte de la Fiscalía de 35 años de cárcel por los hechos de Cangas de Onis contra jóvenes antifascistas, y el asesinato del compañero de Madrid a mano de grupos Nazis, así como otros muchos casos, son la forma de inmovilizar con el miedo a los pocos que se atreven a denunciar la falta de Derechos Sociales, Civiles y Humanos en nuestra frágil Democracia. Estamos ante una crisis sistémica de carácter global. Ante esta situación los derechos humanos retroceden y se implantan legislaciones y actitudes fuertemente represivas en casi todo el hasta ahora privilegiado primer mundo, medidas que acepta todo el arco del sistema, desde el entusiasmo de los neofascistas hasta la ambigüedad de los socialdemócratas. Se repite nuevamente la Historia de los años anteriores a la II Guerra Mundial, donde el miedo y la falta de voluntad de políticas claras contra el fascismo hizo de este su fuerza y fortaleza, la ignorancia les hizo ser un Imperio. Mientras todo esto ocurre los partidos democráticos con representación parlamentaria han perdido nuevamente una oportunidad al legislar una “Ley de la Memoria”, que no tiene en cuenta ninguna de las resoluciones de Naciones Unidas y que salta por la derecha más extrema, las Leyes Internacionales de derechos humanos. Por ello la Memoria Histórica toma un papel más que relevante. Es necesario ligar lo que ahora ocurre con lo que ya ocurrió, estar vigilantes ante las formas y métodos anti democráticos, empleando en esta lucha nuevas estrategias. El movimiento memorialista y republicano, tenemos que avanzar en el desarrollo político creando estrategias que nos encaminen hacia la memoria democrática, y a la vez contra la represión pasada presente y futura, contra la impunidad, por los derechos humanos y por una democracia para el pueblo. Las Leyes con las cuales vivimos desde la instauración de la Democracia son la continuidad del propio régimen franquista, vendidas como la única forma de instaurar una transición mantiene intacto la estructura de dominio, la monarquía como parte del aparato fascista oculta la pervivencia de muchos de sus miembros, reconvertidos en “demócratas de toda la vida”, estando presentes en los núcleos actuales de poder. El movimiento memorialista tiene la obligación de convertirse en una herramienta de política activa, creando un lugar de encuentro y coordinación de todos aquellos que se reclamen como defensores de los auténticos derechos humanos y dispuestos a plantar cara al Fascismo actual. Hemos sido capaces de producir un avance en ciertas mentalidades que hoy se preguntan y cuestionan el porque de muchas cosas, que otros momentos pasados ni se imaginaban. La reivindicación de la II República y la lucha por la III es un hecho que esta creciendo con cimientos firmes pero todavía lentos. Nuestros enemigos, algunos muy cercanos, están organizando sus estrategias que impidan que los que defendemos nuestro derecho a la verdad la justicia y la reparación, podamos seguir ganando terreno. La batalla va a continuar y tiene que girar sobre varios ejes: La madurez del movimiento memorialista al estar cada vez más definidos en sus principios políticos, (memoria, democracia, derechos humanos, derechos civiles, derechos sociales, república). Confluencia de las organizaciones hacia una organización que las coordine hacia unos objetivos comunes, mediante acciones concretas. Una mayor importancia del trabajo jurídico. Un intento, por parte de los poderes públicos de destruir la acción reivindicativa del movimiento usando la “Ley” como instrumento, bien introduciéndolo en cauces institucionales y burocráticos que distraigan su atención de los objetivos a conseguir, bien mediante la sumisión a través de las subvenciones. Una mayor debilidad política en el ámbito parlamentario por parte de los grupos más afines a las reivindicaciones del movimiento. Lo que nos obliga a una mayor actividad y a ser capaces de explicar a las fuerzas políticas mayoritarias cuales son nuestras posiciones. Hay que convencer a la izquierda institucional que sin defensa de los Derechos Humanos, civiles y sociales, se está dejando el paso abierto para el triunfo de las fuerzas antidemocráticas. La internacionalización de la lucha al buscar apoyos en el exterior, necesarios en todo caso para cualquier acción política o jurídica a emprender en ámbitos internacionales. La vinculación con otros movimientos que actúan en la defensa d los derechos humanos, sociales y civiles. Buscar nuevas formas de estrategias donde la confrontación directa no sea la forma de actuar, eliminando imágenes interesadas que buscan igualarnos al Fascismo. Nuestro convencimiento que solo sumando voluntades seremos capaces de conseguir las metas que nos propongamos, tienen que definir nuestro futuro. Tenemos que romper con las mentalidades de los pequeños “chiringuitos” de la izquierda, y buscar en el debate sincero y abierto una organización con las paredes de cristal, no débiles pero si transparentes. Hoy es un buen día para colocar la primera piedra que simbolice la unidad de acción, la unidad de ideas.

www.memoriayrepublica.org

Impact

1 Petition

1,268 Supporters

Supporters

anabel rojo
carlos garcia yanez
Asunción Gómez Alonso
Manuel Davila Rodriguez
ana pardo
Gabriel Martin
Christian J.  Dallett
Ada Carné
Rosa Más
Mara Martínez Morant
PAROT Ursoa Irene
francisco torcida perez
ANTONIO MARIA HEVIA
Cristina Soler
Arantxa Carcedo Saavedra