Sobre las Firmas

Change.org es la mayor plataforma de peticiones del mundo. Registramos millones de firmas cada semana y la fiabilidad de las mismas es una prioridad para nosotros. Una de nuestras preocupaciones es mantener nuestro sitio limpio de firmas falsas. Por eso, como cualquier plataforma de internet, gestionamos de forma constante los ataques de spam y utilizamos diversos mecanismos automáticos y manuales para prevenir firmas fraudulentas. 

Afortunadamente el 99% de nuestros usuarios utilizan el sitio correctamente. Pero del mismo modo que puede suceder en una petición en papel, alguna persona podría intentar manipular la plataforma, por ejemplo utilizando un correo inexistente. Para eso sirven nuestros sistemas de detección: una persona, con intención de alterar una petición no puede influir de forma significativa en el número de firmas acumulado por una petición o usar direcciones de correo inexistentes para firmar peticiones en Change.org. Esas firmas son borradas en un breve período de tiempo.  

Generalmente una plataforma de las características de Change.org no publica cuáles son sus sistemas de filtro de spam, precisamente para no dar facilidades a quienes generan dichos ataques de spam. Sin embargo, creemos importante, en aras de la transparencia y de la mejor comprensión de la fiabilidad de las firmas en Change.org, contarte algunas de las maneras en las que luchamos contra este problema. Te contamos cómo funciona: 

Si usas un correo inexistente para firmar en Change.org, esa firma será eliminada. No cuenta. Cada vez que alguien firma una petición, recibe un correo electrónico de forma automática. Si alguien firma una petición desde una dirección que no existe, ese correo no es entregado y nos es devuelto. Cuando recibimos dicha devolución, sabemos que esa dirección no existe y procedemos a eliminar esa firma de la petición. Este proceso de comprobación requiere entre 5 minutos y 2 horas. Por eso, estas firmas no son eliminadas inmediatamente, sino en un momento posterior. 

Además, Change.org tiene una serie de sistemas automatizados para identificar actividad irregular, como firmas que se reciben demasiado rápido y firmas provenientes de la misma dirección IP. Así, eliminamos las firmas que nos indican que han podido ser fraudulentas.

Para tu tranquilidad: en Change.org trabajamos para que tu petición refleje fielmente el número de personas que la apoyan. Y si en algún momento existe la sospecha de que una petición podría no estar reflejando fielmente el número de personas que la apoyan, nuestro equipo de ingenieros puede hacer comprobaciones adicionales para velar por la fiabilidad y la mejora de los sistemas. En definitiva, trabajamos haciendo de la fiabilidad una prioridad para nosotros. 

Preguntas frecuentes


  • He firmado la petición. Lo he vuelto a hacer y parece que la he firmado dos veces. ¿Es posible?

No es posible firmar dos veces una petición desde la misma cuenta. Un mismo correo sólo puede firmar una vez. El mensaje de “Firmada” aparece porque ya la firmaste la primera vez, pero no se contabiliza de nuevo.


  • He firmado una petición con un correo inexistente y mi firma se ha añadido a la petición. 

Todas aquellas firmas que se realizan desde correos inexistentes son eliminadas automáticamente por la plataforma. Este proceso de comprobación requiere entre entre 5 minutos y 2 horas. Por eso, estas firmas no son eliminadas inmediatamente, sino en un momento posterior. 

Cada vez que alguien firma una petición, recibe un correo electrónico de forma automática. Si alguien firma una petición desde una dirección que no existe, ese correo rebota y así podemos eliminar esa firma de la petición. 

  • Acabo de recibir un correo diciendo que he firmado una petición. Pero yo no lo he hecho. ¿Qué puedo hacer?

Si alguna vez te ocurre algo así, puedes ponerte en contacto con nosotros en el apartado de ayuda para analizar qué ha pasado y corregir esa situación. 

  • ¿Estas cosas suceden con mucha frecuencia?

Lo más habitual es que una petición funcione sin ningún tipo de ataque y que el 100% de las firmas se corresponda con el número de personas que han firmado la petición. Los ataques son hechos aislados y afortunadamente nuestros sistemas permiten detectarlos. Pero si alguna vez observas algo extraño, no dudes en comunicárnoslo.