¡Hola! Estamos actualizando nuestros Términos de Servicio y nuestra Política de Privacidad. Leer más.

Cómo funciona una petición

Provoca cambios con una petición

Una petición es una forma de provocar cambios. Básicamente busca el apoyo de muchas personas para pedirle a un destinatario que haga algo. Con la potente herramienta de peticiones online de Change.org puedes ponerte en contacto con más personas y provocar más cambios que nunca. Te explicamos cómo:

Por qué funcionan las peticiones online

Piénsalo así: ¿Qué pasaría si tu empresa recibe cientos de correos electrónicos de valiosos clientes pidiéndole que use un proveedor diferente? ¿Qué harías si recibieses decenas de correos de tus vecinos pidiéndote que dejes de poner la música a todo volumen por las noches? ¿Cuánto tardarías en hacer algo?

Esto es lo que es único al crear una petición en Change.org: cuando introduces la dirección de correo del destinatario de tu petición, cada vez que alguien la firme le llegará automáticamente un correo a esa persona. Gobiernos, empresas y personas valoran su reputación y sienten una responsabilidad hacia sus vecinos, clientes o votantes. Cuando cientos o incluso miles de correos llegan a sus bandejas de entrada, es difícil ignorarlos.

Éxitos en Change.org

Las peticiones creadas en Change.org han tenido importantes victorias en muchos temas diferentes:


Qué tienen en común las peticiones que tiene éxito

Nuestro equipo de campañas ha estudiado cientos de peticiones que han conseguido su objetivo, y hemos identificado algunos elementos comunes:

  • El objetivo es convincente y puede conseguirse.
    Las peticiones que tienen éxito piden algo muy específico, que la persona a la que se dirige puede hacer. Suelen proponer una solución sensata a un problema. Si no puedes resumir lo que pides en una frase, probablemente es demasiado amplio. (Ejemplo: En lugar de titularla "Por un Ayuntamiento más responsable en Madrid," centra tu petición en algo como: "Arreglad las aceras en Lavapiés")

    Aprende cómo lanzar tu propia petición online.

    La petición incluye el correo electrónico del destinatario.
    Muchas herramientas de peticiones online te permiten recolectar firmas, pero después debes buscar la manera de entregárselas al destinatario de esa petición una vez la recogida haya acabado. El correo electrónico es una herramienta directa y eficaz, y al incluir en la petición la dirección del correo del destinatario de la misma Change.org envía una carta a la bandeja de entrada del destinatario cada vez que alguien firma.

    Aprende cómo hablar con el destinatario de tu petición.

    Las redes sociales sirven para difundir tu petición y conseguir más apoyos.
    Facebook, Twitter, y otras comunidades online facilitan el conseguir apoyos a tu petición sin tener que ir a buscarlos puerta a puerta. Las peticiones que mejor han funcionado son aquellas que aprovechan la fuerza de Internet para conseguir el apoyo de la gente. Cuando hayas creado tu petición en Change.org te guiaremos a través de las herramientas que pueden ayudarte a hacer correr la voz sobre tu campaña.

    Aprende cómo promover tu petición.

    A una petición online le sigue la acción offline.
    Cientos, miles o decenas de miles de correos son una buena forma de llamar la atención del destinatario de tu petición, pero después ¿qué? Si tu petición no triunfa de un día para otro, las llamadas de teléfono, las ruedas de prensa y las entregas de firmas pueden ayudarte mucho a conseguir tu objetivo.

    Aprende a vender tu historia en los medios.

    ¿Quieres lanzarte ya? Mira nuestra plantilla paso a paso y crea tu petición ya mismo!