Normas de la comunidad

Última actualización: el 26 febrero 2015

Change.org es la plataforma para el cambio más grande del mundo, y nuestra misión es empoderar a la gente para crear el cambio que quieren ver.

Change.org es una plataforma libre, y todo el mundo puede utilizarla sin importar quién es, dónde vive o cuáles sean sus convicciones. Nuestra comunidad de usuarios es muy grande, por lo que verás una variedad enorme de peticiones creadas por nuestros miembros.

Nuestra función es garantizar que la plataforma sea una herramienta eficaz para cambiar las cosas y que, al mismo tiempo, se respete al máximo la seguridad de nuestros usuarios. Por eso hemos creado estas Normas de la Comunidad que, junto con nuestras Condiciones de servicio, rigen el uso de la plataforma Change.org.

Lo que recomendamos

Queremos que, cuando utilices Change.org:

  • Expreses lo que le gustaría cambiar. Comparte tu historia personal cuando inicies una petición. Explica el problema que quiere resolver, cómo afecta a su vida, su familia, amigos o comunidad. Y, por último, presenta soluciones y explica cómo los demás podemos ayudar.
  • Elige bien el destinatario de la petición que puede hacer realidad el cambio que pides. El destinatario puede ser una persona, un grupo de personas o una empresa con capacidad para resolver el problema que planteas. Interactúa de forma constructiva con el responsable, ya sea a través de Change.org o fuera de la plataforma, para encontrar soluciones.
  • Moviliza a tus amigos, familia y comunidad, compartiendo tu petición para concienciar a la gente. Utiliza las herramientas de la plataforma para que otros conozcan tu causa a través de las redes sociales.
  • Acepta opiniones contrarias de otros, escúchalas y respétalas. El cambio se produce cuando personas con diferentes opiniones, perspectivas y experiencias participan en la conversación.
  • Mantén al corriente a tus firmantes. Infórmales de los avances, los altibajos de tu campaña, e indícales qué otras acciones pueden llevar a cabo para seguir implicados. Los firmantes de tu petición comparten tu experiencia, así que llévalos consigo en este camino hacia la victoria.

Lo que prohibimos

Ciertos comportamientos y contenidos están prohibidos en Change.org, y podríamos vernos obligados a eliminarlos y a limitar el acceso a una cuenta determinada. El término “contenido” hace referencia al texto, las imágenes, los nombres de los usuarios, los comentarios o cualquier otro contenido enviado a la plataforma.

  • No al odio - Somos los primeros que defendemos la libre expresión, pero no podemos permitir que se fomente el odio. El odio suele materializarse en ideas o comportamientos que atacan o dañan a todo un grupo de personas en base a ciertas características, como la edad, la discapacidad, el estado de salud, la experiencia, el sexo, la orientación sexual, la identidad de género, la nacionalidad, el origen geográfico, racial, étnico o cultural, o la religión.
  • No a la violencia - Las ideas son poderosas, y pueden ser catalizadores efectivos y pacíficos para el cambio. No permitimos contenidos que inciten, alaben o fomenten directamente la violencia.
  • No a la usurpación de la identidad - Change.org está destinada a compartir historias de gente real, y a apoyar causas reales. Debes utilizar tu dirección de correo electrónico para iniciar o firmar una petición, y no autorizamos el uso de varias cuentas. No firmes peticiones en nombre de otra persona, ni utilices la dirección de correo de otra persona ni te hagas pasar por otro, incluidos personajes famosos, sociedades u organizaciones.
  • No a la violación de la vida privada - La mayoría de los contenidos de Change.org son públicos, por lo que te pedimos que respetes la privacidad de las personas que nombres. No publiques información privada, como direcciones de correo electrónico, documentos de identificación, números de tarjetas de crédito, direcciones particulares, números de teléfono privados, o fotografías de personas en un contexto privado sin su autorización.
  • No a la agresión y a la intimidación - Puedes sensibilizar a los demás sin faltar al respeto. Cuando intentes persuadir a los destinatarios y a otras personas, céntrate en describir las acciones de las personas sin necesidad de llevarlo al plano personal. Aunque esperamos el debate y el desacuerdo, no toleramos el comportamiento abusivo, agresivo o amenazante, ni ninguna otra forma de intimidación o acoso.
  • No a los contenidos explícitos innecesarios - La utilización de imágenes fuertes o emotivas puede hacer que una campaña triunfe o fracase. El contenido explícito puede servir para ilustrar la gravedad de un problema o para condenar un comportamiento, pero es importante que avises al resto de usuarios, siempre que sea posible, de las características del contenido. No utilices palabras o imágenes violentas, sexualmente explícitas o innecesariamente ofensivas de forma gratuita.
  • No al daño a los niños - Solo los padres y tutores legales tiene derecho a enviar contenido de sus hijos por Internet, incluidas imágenes. No utilices la plataforma para enviar contenido que viole las leyes sobre la protección de los niños y la explotación de los menores, ni contenido pornográfico que implique a menores. Queremos proteger a los niños, y esa es una de las razones por la que es necesario tener más de 13 años para utilizar nuestra plataforma.
  • No al spam - Change.org está destinada a tratar temas de interés público. Puede tenerse un interés comercial en el éxito de una petición, pero está prohibido utilizar la plataforma para la venta directa de productos o servicios, y para enviar correos electrónicos no solicitados y colectivos, o cualquier otro tipo de spam.
  • No a la ilegalidad - Puedes utilizar Change.org para concienciar a la gente sobre las leyes que quieres cambiar, pero no es una plataforma para la actividad ilegal. Tu uso de Change.org no puede violar la ley nacional aplicable, lo que incluye las leyes que protegen los derechos de otras personas. Por ejemplo, debes asegurarte de que tus afirmaciones estén fundadas; si observamos que su contenido es difamatorio, nos veremos obligados a eliminarlo.

¡Notifique cualquier problema!

Si encuentra contenido en Change.org que ponga sobre alerta de una situación de emergencia (por ejemplo, que una persona está en peligro), háganoslo saber, pero antes de nada, informe a sus autoridades locales.

Cada mes se inician decenas de miles de peticiones en nuestra plataforma, y este número sigue aumentando, por lo que confiamos en que nuestros usuarios informen de posibles incumplimientos de las Reglas de la Comunidad.

Póngase en contacto con nosotros si observa algo de “Lo que prohibimos”. La mejor forma de denunciar un posible incumplimiento de estas reglas es iniciar sesión y hacer clic en “denunciar como inadecuado” (debajo de “motivos para firmar”) en la petición correspondiente, o escribiéndonos a través de nuestro Centro de ayuda. Una vez recibamos estas denuncias o quejas, nuestro departamento revisará el contenido para comprobar si incumple la política.

Más de 80 millones de personas con una gran diversidad de opiniones utilizan Change.org en 196 países. Esta diversidad es una virtud, pero también significa que, con toda seguridad, encontrarás algún contenido con el que estés totalmente en desacuerdo. Creemos en el poder de la libertad de expresión en Internet, por lo que no censuraremos los contenidos que no incumplan estas Normas o nuestras Condiciones de servicio, aunque resulten chocantes u ofensivos.

La forma más eficaz de responder a un contenido que te parezca ofensivo es iniciar una contrapetición y movilizar a otros para que sepan cómo piensas, antes que pedir a Change.org que elimine el contenido que no te gusta. Vemos muchas veces peticiones contrarias sobre un mismo tema, pero es una de las grandes cosas que permite tener una plataforma abierta.

Queremos agradecerte que formes parte de Change.org, y que luches por el cambio en su comunidad. ¡Nos morimos de ganas de ver qué es lo próximo que vas a cambiar!